Peelings Químicos

Peeling químico

Peelings Químicos

Peelings Químicos

A partir de: 65,00€

Específicos para cada tipo de tratamiento.

Categoría

El peeling químico es un tratamiento básico que la piel agradece a cualquier edad, ya que elimina las capas cutáneas más superficiales  con ellas desaparecen, también, alteraciones de carácter muy diverso, como acné, cicatrices, manchas, falta de luminosidad, pequeñas arrugas…. Asimismo, esta acción renovadora repercute positivamente en el interior de la piel, donde acelera el procedimiento de regeneración celular y la formación de nuevas fibras de colágeno, mecanismos clave para que el tejido cutáneo se muestre joven.

Los peelings consiguen un efecto 3 en 1.

  • Proporcionan luminosidad
  • Regeneración celular
  • Estimulan la Proteina p53, cuya función es corregir las mutaciones cutáneas que podrían conducir al cáncer.

El propósito de un peeling es eliminar la piel vieja y arrugada, pigmentada o dañada por el sol, estimular la producción de nuevas y frescas células cutáneas, y prevenir los melanomas.

Los peelings se pueden clasificar en 3 niveles (superficial, medio o profundo). Cuanto más fuerte y concentrado sea el ácido mayor es el efecto. Desafortunadamente, un ácido más fuerte también incrementa el riesgo de complicaciones. Es por ello, que se aconseja empezar con concentraciones más suaves e ir incrementando según resultados.

Los diferentes ácido usados són:

  • AHA (ácido glicólico, salicílico, láctico y mandélico)
  • TCA (ácido tricloroacético)
  • Fenol

El AHA es la forma más suave de ácido para peelings químicos. Existen incluso bajas cantidades de AHA encontrados en muchos productos cosméticos de cuidado de piel. El AHA se usa normalmente en peelings poco profundos, que sólo afectan a la capa superficial de la piel.

El TCA se usa principalmente para peelings poco profundos o medios. (sólo realizado por el médico)

El fenol es el más fuerte de los tres y se usa para arrugas de profundidad media y alta, así como para cambios en la pigmentación. (sólo realizado por el médico).

Un peeling poco profundo con AHA sólo afecta a la capa superior de la piel (epidermis) mientras que un peeling más profundo con TCA o Fenol también trabaja en la capa de la piel subyacente (dermis).